dimarts, 20 de març de 2012

20 de marzo: "Día Mundial del Teatro para la Infancia y la Juventud"

Como cada año desde 2001, el 20 de Marzo se celebrará en todo el mundo el Día Mundial del Teatro para la Infancia y la Juventud, jornada organizada por ASSITEJ (Asociación de Teatro para la Infancia y la Juventud)
Para la edición de 2012, la Asociación ha encargado el mensaje correspondiente a la autora quebequesa Suzanne Lebeau, actriz entre 1966 y 1975, año en que iniciaría su dedicación a la escritura, con la que ha sido reconocida a nivel mundial como una figura clave de la dramaturgia para público joven.

Reproducimos a continuación el mensaje de Lebeau por cortesía de ASSITEJ-España y traducido del francés por Itziar Pascual y Lola Lara:

Queridos amigos:
Amo el teatro.
Amo la magia de este arte que nos reúne
en la misma sala y sin embargo somos únicos…
Cada cual con su historia,
descalzos o con zapatillas de lujo,
en el frío del polo o en el calor del trópico.
Cada cual con su humor,
su familia, sus gustos, su color de piel,
sus problemas, sus sueños.

Amé el teatro todavía más
cuando la actriz que fui conoció al público infantil.
Me di cuenta de la sutil frontera entre realidad y ficción.
¿Quién dice la verdad, si es que la verdad existe?
¿Quién miente?
¿Quién habla mejor, más tiernamente del hombre al hombre…?
¿La realidad o la ficción?

Es muy tentador creer que la realidad dice la verdad
y que la ficción miente.
¿Por qué entonces una bofetada,
una simple bofetada en escena me trastornó tanto
el otro día?
Mientras que ayer veía, sin conmoverme, imágenes por televisión de la guerra
en directo;
imágenes que me decían que mañana la catástrofe será más grande,
más penosa,
más grave.

¿Por qué?
La pregunta es fabulosa…. e inagotable.
Ese es el misterio que hace que el teatro sea tan preciado y tan único.
Todos ustedes que están ahí sentados… esperando que la luz se encienda… Díganme, ¿dónde está la verdad, si es que existe la verdad?
Díganme, ¿dónde está la mentira, si es que existe la mentira?

Con toda mi amistad, que es mucha.


Suzanne Lebeau