dissabte, 8 de desembre de 2007

DE LA POESÍA AL TEATRO

El pintor Federic Amat convierte en voz e imágenes el poema 'Blanco' de Octavio Paz
Las voces de Paco Ibáñez, Lluís Homar y Lluís Marco, acompañadas por la música del singular compositor Pascal Comelade, darán vida y forma a uno de los poemas más ambiciosos y complejos de Octavio Paz, 'Blanco', en un espectáculo dirigido por el pintor Federic Amat, que estrenará en Salt (Girona).
Después de años de amistad, un día de 1992 Federic Amat recibió por escrito del autor mexicano unas indicaciones escénicas para que pudiera trasladar a un teatro su poema 'Blanco', una especie de danza de signos con voces y formas visuales y sonoras.
Han tenido que pasar quince años para que el artista pudiera montar el proyecto, que servirá de inauguración del nuevo 'El Canal. Centro de Artes Escénicas de Salt/Girona', el próximo día 6, en una producción de esta sala, en coproducción con el Teatre Lliure y el Teatro Español.
Acompañado por algunos de los protagonistas de la obra, Amat ha explicado hoy en rueda de prensa que a la hora de preparar el espectáculo ha seguido las indicaciones que le ofreció Paz en su día, partiendo de la premisa de que 'la poesía es memoria hecha imagen y ésta convertida en voz'.
''Blanco' -ha proseguido- es color, una meta, una diana y también el vacío. Una luminosidad en estado de definición inalcanzable e intocable. Una metáfora del cuerpo y un poema erótico. Una imagen del mundo'.La columna central del proyecto recae en la voz de Lluís Homar, que estará secundado en todo momento por Lluís Marco y Paco Ibáñez, con un hilo conductor en forma de música de Pascal Comelade.
Amat ha desglosado el poema en un prólogo, un epílogo y cuatro partes principales, a las que ha dado el nombre de amarillo, rojo, verde y azul.
A su juicio, conseguirá un 'mosaico verbal, con una pluralidad de voces, entre imágenes y música', y ha agregado que, con todos estos elementos, el público estará ante 'una meditación sobre la palabra y su reverso, el silencio'.
Escenográficamente, aunque no ha querido avanzar mucho, Federic Amat apostará por situar a los tres actores sentados en unas oscuras sillas de árbitro de tenis, en un escenario que se convierte en una especie de 'mandala' budista, con aparición de imágenes en el aire, a las que ha dado el nombre de 'aerofanías', tal como aparecen en los textos de Paz, y con Comelade y el músico Pep Pascual, al fondo.
Respecto a la elección de los actores y del músico Comelade, el pintor ha reconocido que en un primer momento no pensó en Lluís Marco, sino en Mario Gas, pero éste ha contraído una neumonía de la que no estará recuperado el próximo jueves.
Sin embargo, ha mostrado su satisfacción por poder contar con todos ellos, amigos suyos desde siempre, en lo que ha calificado como 'espectáculo de repóquer'.

Terra Actualidad - EFE